¿Estás estancado en tu pérdida de peso?

Sal del estancamiento con estos cinco consejos

Si tu pérdida de peso se ha estancado, echa un vistazo a mis 5 consejos importantes que te ayudarán a evitar ese estancamiento y a alcanzar tu meta de peso.


1. Trata de llevar un diario de alimentación para dar seguimiento a tu ingesta de calorías. 

Quizás cuando empezaste tu dieta tenías más cuidado y pesabas y medías todo lo que comías; pero posiblemente no seas tan exacto como lo fuiste alguna vez. Ser más constante con tu diario puede ayudarte a salir de ese estancamiento y retomar el hilo.

2. Toma un batido de proteína.

Sustituye dos comidas al día por un batido que te ayude a mantenerte dentro de tu límite calórico. Al prepararte el batido, sabes exactamente qué lleva y cuántas calorías hay en la proteína en polvo, la leche y la fruta. Eso elimina las conjeturas del conteo de calorías. Toma el batido en dos comidas al día, consume una tercera comida saludable y complementa con refrigerios de proteínas bajos en grasa, verduras y fruta.

3. Trata de salir a comer con menos frecuencia. 

Esto podría resultarte difícil, pero puede marcar la diferencia. No importa qué tan cuidadoso pienses que eres cuando vas a algún restaurante, por lo general es difícil calcular con precisión cuántas calorías estás comiendo. A menudo es difícil saber exactamente cómo se preparan los alimentos; las grasas y las calorías a menudo andan merodeando por ahí. Si has estado saliendo a comer con más frecuencia que lo normal, trata de reducirlo durante dos semanas para ver si esto ayuda a que el peso empiece a cambiar de nuevo.

4. Aumenta tu entrenamiento de cardio y de resistencia. 

Conforme desarrollas músculos, aumenta tu metabolismo de reposo. Si has estado haciendo ejercicio durante algún tiempo, quizás también estés en mejor condición física. Y eso significa que si no has aumentado la intensidad de tu actividad, quizás no estés quemando tantas calorías como antes. Agrega algunos movimientos nuevos a tu rutina de ejercicio, aumenta la intensidad e incluye algo de hierro.

5. Revisa tu composición corporal. 

Considera que quizá puedes haber alcanzado un peso adecuado. Si puedes, revisa tu composición corporal. Los músculos son más densos y ocupan menos espacio que la grasa corporal. Por lo tanto, si has desarrollado más músculo que una persona promedio, tu porcentaje de grasa corporal podría estar dentro de la escala normal, aunque quizás peses más de lo que piensas que deberías pesar. Si ese es el caso, entonces ya no tienes mucho peso extra que perder.

Redactado por Susan Bowerman, M.S., R.D., C.S.S.D., F.A.N.D. & Directora de Educación y Capacitación Mundial sobre la Nutrición.

Deja tu contacto y te pasamos una

GUIA DE ALIMENTACIÓN ¡GRATIS!

Contactar

Francisco Van Landeghem

Asunción, Paraguay

lamejorfigura@gmail.com
+595 991 710 011