NO SE QUEJE

por Jim Rohn

Quejas. A todos nos gusta quejarnos. Aunque pueda haber
quejas legítimas, si usted deja que esta enfermedad mortal
de la actitud – la queja – se descontrole, le dominará.

 La actitud quejosa puede dominar tu vida hasta destruirla.
Nadie quiere soportar a un quejoso. Nadie quiere dar un
ascenso a un quejoso. Nadie quiere vivir con un quejoso.
Nadie quiere ser socio de uno.

 Nadie quiere tener quejosos a su alrededor. El hábito de
quejarse te hace perder más oportunidades de las que
podrías imaginarte, si dejas que este hábito te domine y
te sujete por el cuello. Si piensas que el quejarte no es
tan malo, pregúntales a los hijos de Israel de la historia
del Antiguo Testamento. Su actitud erá típicamente parecida
a la de muchos de nosotros, sólo que la historia de ellos
llegó a figurar en el gran Libro.

 La historia cuenta que los hijos de Israel eran esclavos
en Egipto. Dios ejecuta una serie de milagros espectaculares
y los saca del país. Ahora están libres y encaminados hacia
la Tierra Prometida. Pero… aquí está la tragedia de esta
historia – nunca llegaron a ella. La razón: empezaron a
quejarse desde el primer día.

 No les gustaba la comida – acababan de ser liberados de
la esclavitud y se quejan de la comida? Lloran y se quejan
del agua. Tenían agua para beber EN MEDIO del desierto,
pero…. no les gustaba el sabor? Se quejaban de sus líderes..
que les acababan de liberar de la esclavitud!

 Se quejaban de que estaba demasiado caliente, demasiado frío,
demasiado lejos, demasiado difícil, demasiado rocoso. Se
quejaron y lloriquearon por años – cuarenta, para ser precisos.
Finalmente, Dios dijo: Suficiente! Viaje cancelado!

 La historia dice que, después de cuarenta años de viaje,
no pudieron pisar la Tierra Prometida, sólo verla desde lejos.
Murieron en el desierto – después de tantos problemas!

 Creo que esta historia nos enseña dos cosas:

1) Solázate el tiempo suficiente con tus quejas y verás
tu futuro cancelado – futuros ascensos, futuras oportunidades.

2) Hasta el mismo Dios no puede soportar las quejas más allá
de cierto punto.

 Creo que entiende mi punto de vista. El quejarse no es para
los ganadores de la vida. Debe enfocarse en lo que puede hacer,
no en lo que no puede. Y debe enfocarse en las oportunidades,
no en las dificultades. Cuando lo haga, no solamente se
inspirará usted mismo, sino que además será el ejemplo que
también otros seguirán.

Por sus éxitos!

Jim Rohn

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s