Reglas de oro según El Hombre más rico de Babilonia

El mundo de las finanzas cambia constantemente, sin embargo, existen ciertas reglas financieras que funcionan desde siglos. Entre ellas hay 5 reglas de oro según el hombre más rico de Babilonia.

La primera regla de oro

El dinero se aferra a los que ahorran al menos el 10% de sus ingresos. Con ello garantizan su seguridad y la de su familia.

La regla es clara, debes ahorrar al menos 10% de lo que ganas, para después hacer un buen uso de este dinero.

¿Y qué hacer si en este momento no te puedes permitir ahorrar tanto? Entonces empieza con 1, 3 o 5% para finalmente llegar a 10 o un porcentaje más alto.

El hombre más rico de Babilonia, pone énfasis para crear el hábito de ahorrar y esto lo puedes hacer empezando incluso con tan solo 1 dólar semanalmente.

Sin embargo, hablamos aquí de las reglas de oro, y solo te serás libre financieramente, si aumentarás tu ahorro con el tiempo. De cómo aumentar el ahorro nos dice la siguiente regla.

La segunda regla de oro

El dinero trabaja con diligencia y de forma rentable a aquellos que hacen buen uso de el y lo multiplican.

El hombre más rico de Babilonia recomienda invertir nuestro ahorro, para que este dinero siga trabajando para nosotros. Tan solo acumular dinero no es suficiente.

Por ello necesitamos encontrar la manera de multiplicar el dinero.

Bueno, pero hay algo más: Este hombre dice que debe trabajar para nosotros no solo el dinero que tenemos, sino también los intereses que seguimos recibiendo de nuestras inversiones. Esta regla la practican los ricos – en lugar de gastar sus ganancias para comprar un carro nuevo o viajar por el mundo, lo reinvierten para crecer sus negocios o sus inversiones.

¿Y De donde sacar el conocimiento sobre las inversiones?

La tercera regla de oro

Toma consejos de como invertir de los hombres sabios que tienen experiencia en ello.

Si tu hermano logro aculumar 10.000 mil dólares de ahorros, es buena idea preguntarle por su método de ahorro. Probablemente tú también puedes lograrlo siguiendo sus consejos.

Ahora imagina que te gustaría invertir tus ahorros en oro. ¿Donde vas a buscar los consejos? Seguro no de las personas que nunca han invertido un peso en metales preciosos. Necesitas a un hombre que sabe el tema, que invierte en oro su propio dinero y genera de ello los intereses.

Entonces, debes buscar ayuda y aprender de aquella persona que tiene éxito con sus inversiones.

¿Y si te gustaría invertir por tu propia cuenta? ​

La cuarta regla de oro

El dinero escapa si lo inviertes en empresas que no son familiares a ti.

Imagina que invertiste dinero en una empresa de producir muebles, pero no tienes ningún conocimiento sobre el proceso de producir muebles y tampoco sabes si hay demanda de este producto.

Si no sabes si es una buena inversión y como vas a ganar con ello, es probable que pierdas todo el dinero invertido. Es igual con todas las demás inversiones.

Si no sabes de invertir en bolsa de valores, no pongas ahí tu dinero, tampoco entra en el mercado de criptomonedas si no sabes como funciona.

El hecho que otras personas con experiencia están ganando, no significa que alguien novato en el tema va a tener los mismos resultados.

También recuerda la regla número 3 y tampoco confía demasiado tu dinero a los demás. Si alguien dice: ¡es buen tiempo para invertir en oro!, pregúntale cuánto dinero suyo invirtió. Si la respuesta es nada, entonces no toma en serio sus palabras.

Primero toma el tiempo y aprende sobre la forma invertir que te conviene. Debe ser algo que conoces, porque sólo entonces podrás estimar las ganancias o pérdidas.

La quinta regla de oro

No seas codicioso y no esperes ganancias imposibles y demasiado rápido. Por invertir agresivo y sin experiencia puedes perder todo lo que tienes.

Unos altos intereses son tentadores. Seguro escuchaste de 50, 100 o 200% de ganancia en corto tiempo… ¿No sería bonito invertir o comprar algo por 1000 dólares y en un año recibir por ello 2000 o incluso 3000 dólares?

Es fácil caer en la trampa, porque a todos nos gustaría multiplicar rápido el dinero que tenemos.

Por desgracia, entre más altas ganancia promete una inversión, más alto riesgo tiene.

No le des fe cuando alguien te dice: “Con este método doblarás tu dinero de la noche a la mañana, sin necesidad de trabajar.” Esto no es cierto.  

Bueno, pero quizás pienses que si es posible, entonces es igual de posible que de la noche a la mañana perderás todo tu dinero invertido.

Si piensas multiplicar el dinero rápido – invierte en ti mismo, en inversiones que conoces o en crecer tu propio negocio. Requiere más trabajo y esfuerzo, pero tienes más control sobre ello, y menos riesgo, si haces algo que conoces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s