Los suplementos vitamínicos diarios pueden cerrar las grietas nutricionales

Inclusive las personas que cuidan meticulosamente su alimentación pueden beneficiarse de los suplementos vitamínicos diarios.

Los deportistas tienden a ser muy conscientes cuando se trata de su salud: saben la importancia que tiene una nutrición adecuada a la hora de rendir al máximo potencial. Sin embargo, incluso para quienes hacen todo lo posible por satisfacer sus demandas nutricionales a través de su dieta diaria, lograr cada uno de los objetivos nutricionales cada día puede llegar a ser todo un desafío.

Esta puede ser una razón por la que muchas personas activas recurren a los suplementos multivitamínicos; el uso de suplementos es mucho mayor entre quienes realizan actividades físicas de forma regular en comparación con las personas sedentarias.1 Si bien es cierto que una dieta planificada de forma minuciosa y bien equilibrada puede proporcionar a tu cuerpo todo lo que necesita, simplemente no es siempre posible comer de forma perfecta todos los días. La rutina de una vida ocupada a menudo interfiere en la planificación y preparación de las comidas, y alimentarse bien no es fácil cuando comes a la carrera.

Es por eso que se considera a las multivitaminas como un seguro nutricional y una forma conveniente de ayudar a compensar las deficiencias de nutrientes. Sin embargo, esto no significa que no importe el tipo de alimento que se ingiere el resto del día, lo mejor es siempre apostar por una dieta basada en alimentos ricos en nutrientes. A menudo se escucha que los suplementos no pueden compensar una dieta deficiente (y esa es la razón por la que se les denomina “suplementos”, no “sustitutos”).

Cómo las vitaminas y minerales apoyan tu actividad diaria

Las vitaminas y los minerales (llamados colectivamente “micronutrientes”) favorecen a todos los sistemas del cuerpo, y cuando consideramos solo algunas de sus funciones clave como apoyo de la actividad física, es fácil observar por qué es importante obtener las cantidades adecuadas todos los días. He aquí algunos ejemplos:

  • Las Vitaminas de complejo B cumplen un factor importe en una serie de reacciones bioquímicas que son necesarias para liberar la energía de los alimentos que consumimos, lo cual ayuda en la alimentación de los músculos.
  • El cobre, el ácido fólico (una Vitamina B) y la Vitamina B12 son necesarios para la formación de glóbulos rojos, y el hierro es una parte importante de la hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno a los músculos en movimiento.
  • Las Vitaminas A, C y E, y los minerales zinc y selenio ayudan a mantener el sistema inmunitario. Mientras que el ejercicio frecuente impacta de forma positiva a la función inmunológica natural del cuerpo, aquellas personas que hacen ejercicio de manera extenuante pueden experimentar una disminución de la resistencia a las infecciones del tracto respiratorio superior.
  • El calcio tiene una importancia primordial en la salud ósea, pero también juega un papel clave en la contracción muscular, por lo que es claramente indispensable para un rendimiento óptimo.
  • El magnesio es un mineral que está presente en cientos de reacciones químicas en el cuerpo, y una de sus funciones principales es producir energía para alimentar la actividad. Además, es uno de los principales minerales que se pierden durante el sudor, junto con el sodio, el cloruro y el potasio.
  • Varias vitaminas (especialmente las Vitaminas C y E), el betacaroteno (que el cuerpo convierte en Vitamina A según sea necesario) y el mineral de selenio actúan como antioxidantes del cuerpo. Esto es importante porque el ejercicio aumenta el consumo de oxígeno, generando estrés oxidativo en el cuerpo, lo cual puede potencialmente dañar las células. Si bien esta es una consecuencia normal del ejercicio aeróbico, es importante tener antioxidantes adecuados disponibles para mantener este proceso bajo control.

Dado que los deportistas tienden a tener mayores requerimientos de energía, a menudo se cree que sus necesidades nutricionales se satisfacen más fácilmente ya que se están ingiriendo más calorías. Pero eso solo se da cuando su dieta es consistentemente equilibrada y variada. Y, según el deporte que practiquen, algunos deportistas restringen las calorías para mantener un peso corporal bajo o reducir la grasa corporal: cuando se reduce la cantidad de alimentos, el trabajo de mantener todos los micronutrientes a punto puede ser más complicado.

Los suplementos con vitaminas y minerales están diseñados para mantener un equilibrio y son razonablemente completos. Generalmente proporcionan micronutrientes en cantidades cercanas a las ingestas recomendadas. Por lo tanto, incluso cuando trates de elegir cuidadosamente tus alimentos de cada día, es de buena práctica considerar el consumo diario de suplementos multivitamínicos/minerales que te proporcionen la tranquilidad de estar obteniendo todo lo que necesitas como apoyo a tu estilo de vida activo.

1 Dickinson Annete y MacKay Douglas., Hábitos de la salud y otras características de los usuarios de suplementos dietéticos: revisión, Nutrition Journal 13:14, 2014 <https://doi.org/10.1186/1475-2891-13-14&gt; [consultado el 12 de abril de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s